Hombre de fondo en blanco y negro con ojos tapados, dos señores criticando, pinturas mujeres: Goya, Manet, Velázquez, Matisse,, bailarines. Loco Mundo Arte y Bohemia

ARTE Y ESCÁNDALO I: DEL RECHAZO A LA GLORIA

Año 1863, París. El público se agolpa para entrar en el Salon des Refusés (Salón de los Rechazados). Las risas se oyen desde fuera, exclamaciones de estupor y algún exabrupto las acompañan. Hasta alguna dama se ha desmayado…¿Qué hace una mujer desnuda entre dos hombres vestidos? ¿Es una virgen? ¿Es una diosa griega? ¡Horror!: es una mujer normal, en un almuerzo campestre normal, con hombres normales… Lo nunca visto. Inmoral e indecente. ¿Y para qué pintan a gente en un embarcadero o paseando si no es un hecho inusual? ¿y bailando? Y esas caras borrosas, si apenas se ven bien cuando te acercas…. Son los cuadros de Manet, Renoir, Sisley, Cassatt, Pisarro, Degás, Morisot, Monet

 
 

 

En Arte, al igual que en otras facetas de la vida, lo que antaño causó escándalo (enardeciendo a las masas) en la actualidad se ha convertido en una nueva anécdota que se mira con curiosidad, y, en muchos casos, se estudia con verdadera admiración.

Sin embargo, no siempre es así. A veces, lo que con anterioridad fue recibido con curiosidad e incluso indiferencia, ahora ha sido motivo de escándalo, llegando incluso a los tribunales. Tal es el caso de Javier Krahe y el vídeo en el que aparece cocinando a un cristo, de 1977, y por el que se le interpuso una querella en 2004 por un “supuesto delito de ofensa a los sentimientos religiosos”. Fue absuelto en 2012.

También ocurre que, según los intereses de los que gobiernan, unas canciones son vetadas o bien sus integrantes son procesados y sentenciados a penas de cárcel por expresar, en sus letras, opiniones que incomodan a los gobernantes. Así, en 1986 TVE vetó la canción de Javier KraheCuervo ingenuo en el que critica el cambio de postura del PSOE respecto al polémico ingreso de España en la OTAN. Se considera el primer caso de censura en la España democrática. También, desgraciadamente, tenemos ejemplos más recientes en la figura de tres raperos: Pablo Hasel (2014), los componentes de “La Insurgencia” (2017) y Valtonyc (2017). Artistas que con sus rimas han puesto el dedo en la llaga en uno de los puntales de la democracia: la libertad de expresión.

Sabías que... El Salón de los Rechazados

En 1863 se presentaron cinco mil obras para ser expuestas en el Salón Oficial en París. Más de la mitad, unas tres mil, fueron rechazadas. Las grandes protestas que por ello se originaron, condujeron a la intervención personal de Napoleón III, quien ordenó abrir, junto al Salón Oficial, el que se denominaría «Salón de los Rechazados».

En Arte y Escándalo I, haremos un pequeño repaso de artistas del pasado que pasaron por ese trance, y que hoy se exponen en los mejores museos del mundo. Estos son algunos de ellos:

Picasso: Las Señoritas de Avignon. 1907

Cuando Picasso presentó en su estudio esta pintura a sus compañeros, estos se quedaron espantados y horrorizados ante lo que veían. Braque exclamó: «Es como si quisiera hacernos comer estopa y beber petróleo para que escupamos fuego». Incluso Matisse lo acusó de querer destruir todo el arte de su tiempo. Picasso, quizá molesto y defraudado, la guardó hasta que en 1916 (nueve años más tarde) fue expuesto en la Galerie d’antin (París). Trascurridos otros ocho años, la vendió por un precio no muy elevado.

Con esta obra, Picasso atentaba contra los cánones tradicionales de belleza y espacio. Sin embargo, con ella creó una nueva percepción de la realidad. La antesala del Cubismo y el inicio del Arte Moderno.

Modigliani: Mujer desnuda. 1916

A Modigliani le cerraron la única exposición individual que hizo en 1917. En ella se exhibían un buen número de desnudos de gran tamaño que provocaron el escándalo de los transeúntes que pasaban ante el escaparate de la galería. Un policía alegó “¡estos desnudos tienen vello púbico!”. Un hecho que ofendía al público en sus sentimientos morales.

Precisamente Modigliani, quien, lejos de las provocaciones del arte vanguardista, anhelaba en su pintura la belleza y el idealismo renacentista.

Gustave Eiffel: La Torre Eiffel. 1889

La Torre fue construida por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889 en París. Hoy es el símbolo de Francia y de la ciudad de París, pero ¿acaso no fue criticada por intelectuales y artistas de su tiempo por considerarla “inútil y monstruosa” y  “La deshonra de París”?

El descontento de los parisinos llegó a tal punto que el gobierno dio la orden para su demolición. Pero su potente antena, que sirvió de gran ayuda a los aliados en la I Guerra Mundial, la salvó de su destrucción. El mismo Eiffel decía suspirando: “Esta torre será aún mi muerte. Como si yo no hubiese hecho nada más en mi vida”. Y tenía razón, a pesar de hacerse célebre como fundador de la aerodinámica y de haber realizado docenas de grandes estructuras metálicas en todo el mundo, más de 100 años después a Eiffel sólo se le conoce como el creador de esta torre, hoy llamada con orgullo la “Señora de París”.  

Manet: Almuerzo sobre la hierba. 1863

Con esta obra, expuesta en el Salón de los Rechazados, Manet causó gran alboroto y repulsa por parte del público, que lo juzgó de «absurdamente aberrante». Una repulsa que radicó, fundamentalmente, en la «cuestión moral». ¿Qué era eso de pintar a dos figuras masculinas, vestidas con traje de calle, disfrutando del campo y con una joven completa y serenamente desnuda mientras otra se “refresca” en el agua? Una escena que no estaba disfrazada con algún tema histórico o mitológico, como hasta el momento era lo correcto, normal y aceptado.

En 1865 volvió a levantar ampollas entre el público y la crítica con Olimpia ¿quieres saber más? Ver

Goya: La Maja desnuda. 1797-1800

Su exhibición al público se prohibió debido a la actitud con que Francisco de Goya pintó a la retratada: posa con descaro, mirando de frente al espectador, con los brazos extendidos de absoluta entrega, mostrando un desnudo que exhibe sin recato, y por primera vez en la historia de la pintura, el vello púbico en un desnudo femenino. Por todo ello Goya tuvo que comparecer ante el tribunal de la Inquisición.

Caravaggio: La muerte de la Virgen. 1604-1606

Esta obra, del pintor italiano Caravaggio realizada en el Barroco, causó un verdadero escándalo a los ojos de la iglesia por la representación tan realista del cuerpo de la Virgen: con el vientre hinchado (los rumores decían que tomó como modelo el cadáver de una prostituta ahogada en el Tíber) y las piernas descubiertas sin pudor. En definitiva, sin el aura celestial que se atribuía a las figuras sagradas.

Otras obras fueron rechazadas por la misma causa, como la primera versión de su San Mateo y el ángel: por la sensualidad del ángel y por mostrar suciedad en los pies del santo (reproducida del modelo).

Sabías que... El pintor de la fealdad

Nicolas Poussin (pintor francés del siglo XVII y considerado el maestro del Clasicismo), a pesar de haberse inspirado enormemente en Caravaggio, dirá del pintor que “llegó para destruir la pintura”. Otros lo calificaron como el pintor de la fealdad.

Pensamos que en la actualidad estamos abiertos a todo. Miramos con extrañeza y con una sonrisa de condescendencia las iras del público del pasado. Pero ¿qué pasa con el público actual cuando mira el arte de su presente, acaso no muestra también su rechazo y su enojo ante lo que ven? ¿Por qué se sienten insultados? En Arte y Escándalo II viajamos en el tiempo, a la exposición que mayor escándalo suscitó en el mundo del arte: Sensation 1997.

Últimas Entradas